Hakuna Matata

Hakuna Matata significa algo así como “no pasa nada” en Swahili. El Swahili es, junto con el Inglés, la lengua oficial de Kenia. Y como todo el mundo sabe, en Kenia estos días no pasa nada. Nada que no haya pasado ya en algún otro punto de África antes (Sierra Leona, Ruanda, Burundi,…). Nada que nos saque de la monotonía con la que miramos todo lo que pasa en África. Bueno, nada no. Lo de las pateras si nos preocupa, pero eso es otra cosa. ¿O no? Acaso alguien piensa que todo está relacionado. No, seguro que no hay nadie, porque en África no pasa nada.

Y es que no nos damos cuenta que el fracaso de África es el fracaso de nuestra propia sociedad, la europea. El África explotada, el África repartida en el tablero de juego imperialista, el África como moneda de cambio, el África abandonada y el África al que hoy denostamos al observarla incapaz de salir por si misma del agujero en que le metimos.

Mi compañero Michael, keniano, conoce muy bien todo esto. Por eso es probable que cuando le pregunte como están las cosas en su casa él, que sabe lo poco que le vamos a poder ayudar y queriendo ahorrarnos vanas preocupaciones en estas nuestras “felices fiestas”, me conteste, Hakuna Matata.

————

BBC News: Kenya

Centro de Noticias ONU para África

————

La foto de aquí.

————

8/enero/2008
ACNUR MANDA AYUDA DE EMERGENCIA A LOS DESPLAZADOS POR LA VIOLENCIA EN KENIA

Anuncios

17 comentarios sobre “Hakuna Matata

  1. Ya no. El rally acaba de ser suspendido. Supongo, que esto, pese a que llene algunas páginas del As y Marca, aumentará los tópicos sobre África, que además para muchos acaba en Marruecos.

  2. Acabo de leer lo del Dakar. La cercana Mauritania empieza a crear problemas serios a la diplomacia europea con las amenazas creadas en su territorio. Hace unos días fueron cuatro turistas y hoy han podido con 30 años de tradición aventurera.

    Bueno, si esto sirve de reclamo para que las sociedades reclamen a sus gobernantes mayor atención para con África, bienvenido sea.

  3. Hola Félix,

    Acabo de descubrir tu blog por Canal Solidario y me he llevado una grata sorpresa, me ha parecido interesante de lo que hablas.

    Sólo una pequeña crítica, detallista que soy yo: me parece un poco feo que no cites de donde has sacado la foto, aunque no sepas quién la tomó, de lo contrario se tiene que asumir que la has hecho tú 🙂

    Saludos!
    Elia

  4. Madre mía!

    Que rigor informativo Elia!! 😛

    Ossiris, al loro que acabarás pagando el canón por mal uso de la propiedad intelectual 😉

    Serio ya, decirte que me afecta profundamente lo que está sucediendo en Kenia y no puedo sino avergonzarme por formar parte de una sociedad que es causa directa de la situación, derivada de la opresión y la avaricia por los recursos y del sedentarismo y pasividad ante lo que sucede a miles de kilómetros pero, por arte del globalismo informativo, en la sala de estar de nuestras casas.

    Es demagogia pura, como todo, pero el otro día se me revolvieron las tripas al ver en una tienda a un niño llorando desconsoladamente porque no le compraban un juego de la nintendo DS mientras, justo detrás de él, en un televisor, en las noticias de las 14:00, un keniata de la etnia equivocada y en el lugar equivocado, era apaleado salvajemente en el suelo.

    ¿Qué coño está sucediendo?

  5. Craso error, Elia. Si recorres el resto de posts hasta ahora, creo que nunca había pasado. En fin, gracias. Corregido. Espero verte por aquí.

    Pues si Pejooe. Lo de la DS en la misma línea de lo que comentábamos hace unos días.

  6. Lo que está pasando en Kenia actualmente no solo es el resultado del opresivo pasado del país, sino también es una consecuencia del descuido de tiempos recientes. Claro que históricamente el caso de África esta lleno de golpes de estado, sentimientos revolucionarios, el desorden social, e agujeros económicos sin fin. Aun así, muchos nos avisan que no debemos dejar que el pasado se repita. Pero, ¿hemos logrado esto?
    Varias naciones mundiales han respondido a la situación de África, e específicamente Kenia, con simplemente un virar de cara. Después de cientos de años de encontrarse en un hoyo sin poder huir, la población sigue en espera por la ayuda que tanto lo necesita. Humanitariamente, el estado de Kenia aparece ser uno que acude la atención inmediata del resto del mundo. Por la mayoría, la gente generalmente contribuye y colabora con asuntos que naturalmente captan el corazón de uno como la pobreza, la desnutrición, y el escaso de recursos que impiden la educación apropiada para los niños. Sin duda, esto quiere decir que el caso de Kenia estimuló una respuesta impresionante al ser una nación que encarna todo lo que las normas de sociedad non dicen que debemos combatir. Pero, tristemente esto no ha pasado.
    Sin embargo, muchos no solo se niegan auxiliar esta pobre sociedad, pero también creen que no es lo correcto. Esta minoría comparte un punto de vista que impone una énfasis en la independencia. Es más, la idea que una nación debe de sobrepasar los tiempos difíciles por sus propios esfuerzos sin ayuda de los demás, es una perspectiva que cuya facción apoya. En mi opinión, está ideología es inadecuada y por supuesto no justifica la carencia de ayuda que se ha invertido en Kenia. Como seres humanos, es nuestra responsabilidad traer a la luz ante todos que “Hakuna Matata” es una respuesta inapropiada ante los problemas que la nación confronta ahora.

  7. Nadie quiere los problemas que esta en Kenia ahora. Pero, dicen “Hakuna Matata” porque ustedes entienden que “traer a la luz” es un trabajo casi imposible y peligroso. ¿Quién sabe la manera correcta a ayudar Kenia? Muchos países intentarán hacer algo para ayudar otros países con problemas. Sin embargo, muchas veces estos intentos causaban más dificultades. Por ejemplo, la guerra en Vietnam dejó el país en caos y destruyó las vidas de muchos. Además, después del envolvimiento de los EEUU, la sociedad en Irak no puede funcionar. Asimismo, ¿quién tiene la responsabilidad a ayudar Kenya? Sí, es importante que humanos con derechos ayudan los sin derechos. Pero, al mismo tiempo, existen muchos injustos en total el mundo. Nadie puede hacer todo. Yo creo que los países con una historia con lo o los Naciones Unidades hacen acciones primeros. Aunque, no estoy seguro que alguien conocería a donde empieza resolver este desastre.

  8. Rae. El asunto de Kenia, como el de muchos otros lugares de África, causa muchas emociones en Occidente. ¿De quién es la responsabilidad de cambiar el rumbo? Difícil de saber cual es la proporción exacta, pero los dos ingrediente básicos son: la voluntad del propio pueblo, que sepan seleccionar a unos líderes honestos con voluntad de cambio y mejora para sus Estados; y también la ayuda de la Comunidad Internacional. Mejor, no sólo ayuda, sino la inversión de la Comunidad Internacional: inversión económica, pero también en tiempo de negociación, de adiestramiento democrático, en consenso, en respeto por el otro.
    Kenia es un gran país que, por lo que leo, estaba consiguiendo avances apoyándose en el Turismo. Cómo español, se lo importante que puede llegar a ser el turismo para una economía. Ahora en Kenia todo ello ha quedado en suspenso y veremos cuanto tiempo tarda en recuperarse.

  9. Gladys, no puedo estar más de acuerdo contigo. Precisamente esa es la razón que me animó a escribir el post de esta manera. ¿Soluciones? Apunto algunas ideas en mi respuesta anterior a Rae.

  10. Félix, me parece que usted y yo compartimos un punto de vista muy similar. Esto me llena de alegría porque me demuestra que aún hay seres humanos que no se vencen antes los problemas que muchos se empeñan a categorizar como imposibles. Esta mentalidad no solo impone limites sino que también perjudica la capacidad que tenemos como sociedad civilizada para lograr un cambio positivo. Claro que muchos asuntos polémicos al vuestro alrededor siempre han estado allí y seguramente perseveran. ¡Pero esto no quiere decir que no debemos intentar! Es muy fácil llegar a la conclusión que lo que actualmente esta ocurriendo en Kenia es un asunto tan grande que se debe dejar tal cual como esta porque simplemente no parece tener solución. En respuesta a Rae, solo puedo decir que la guerra no debe ser la respuesta principal antes los problemas que llevan en si consecuencias internacionales. Al destacar la guerra de Vietnam e ocupación de Irak, se pinta un cuadro sombrío de los tiempos en cual vivimos. Sí, estoy de acuerdo que los dos sirven como ejemplos de errores que no debimos cometer como comunidad moderna. Mas, lo que quiero acentuar es la perspectiva que evadir los problemas no soluciona nada. Si dejamos que crezcan más y más, ¿qué vamos a decir entonces?

  11. “En este mundo no se consigue nunca lo posible si no se intenta lo imposible una y otra vez”
    (Max Weber, El político y el científico)

    Pongámonos entonces a trabajar.

  12. Este articulo me parece interesante más por la información que no incluye como la que sí tiene. Porque he sido mirando las noticias, especialmente The Economist, sé que actualmente en Kenia existe violencia brutal y caos político y social por causa de la falsificación de las elecciones presidenciales en diciembre. Sé que algo como 1000 personas se han muertos y 200,000 o 300,000 han sido desplazados a consecuencia de limpieza étnica. Y sé que una solución fácil no vendrá pronto. Pero este articulo no menciona estos hechos, y supone que los lectores ya saben todo.
    Me interesa dos citas por el autor. La primera es “el fracaso de África es el fracaso de nuestra propia sociedad…el África al que hoy denostamos”. No sé quien es “nosotros” aquí, porque España apenas participaba en el reparto de África, y no hacía nada en África subsahariana, donde existen hoy los problemas más graves. También, dice que “en Kenia estos días no pasa nada”. Esto me recuerda mucho de la introducción de la canción Straight Outta Compton, por N.W.A. en 1988. Allí, Ice Cube dice “When somethin’ happens in South Central Los Angeles, nothin’ happens. It’s just another nigga dead”. Hakuna matata, ¿verdad?

  13. Gracias por la opinión Paul. Creo que estamos en la misma línea, aunque parece que no nos hemos entendido 100%.

    Hablo de un nosotros genérico, europeo e incluso occidental, no estrictamente limitado a situaciones de dominación colonial derivadas del reparto de 1885, sino también de carácter económico más recientes; expolio de recursos naturales y connivencia y apoyo a gobiernos “dudosos” por las facilidades que brindan en ese sentido.

    Respecto a la canción que citas, no la conocía. Es evidente que tiene el mismo sentido y la misma carga de ironía que yo quería expresar. Intentaré conseguirla.

Los comentarios están cerrados.