EEUU y la lucha contra el cambio climático (IV)

La brecha trasatlántica en medio ambiente; las diferencias con la UE

La actitud de EEUU al respecto del cambio climático contrasta con la que se desarrolla en el seno de la UE y hasta tal punto esto es así, que se puede hablar de la existencia de una verdadera brecha trasatlántica referida al medio ambiente. Esta brecha se observa en tres planos diferentes: a nivel de Estados, de empresas y de opinión pública.

En el plano estatal, mientras que EEUU ha liderado prácticamente en solitario su oposición al Protocolo de Kyoto, la UE se ha convertido en su principal valedora e impulsora. Todo lo ya dicho en anteriores posts sobre la postura de la Administración Bush contrasta con el compromiso de respeto y protección del medio ambiente que en diversas lugares se enuncia en los Tratados de la UE . Además, frente a las propuestas de EEUU de reducción de “intensidad” de emisiones, la UE ha manifestado que la consecución de los objetivos de Kyoto la realizará principalmente a través de un mayor empleo de energías renovables y de tecnologías energéticamente más eficientes, en vez de hacer uso del mecanismo de comercio internacional de emisiones previsto por el Protocolo.

En el plano empresarial, actitudes como las ya descritas de ExxonMobil o Peabody contrastan con la de, por ejemplo, BP que en 1997 anunció que comenzaba una transición hacia las energías renovables y que cambiaba su denominación de British Petroleum a Beyond Petroleum. En el campo de las aseguradoras, mientras que las europeas han invertido grandes cantidades de dinero en educar a la gente y en generar un capital político para la lucha contra la amenaza climática, las estadounidenses se han puesto a la defensiva en lo económico y han ido retirando sus coberturas de las costas o en lo pasillos de tormentas y tornados, así como tampoco se manifiestan políticamente.

Por último, ya en el plano de los ciudadanos, la informada opinión pública europea respecto a los riesgos del cambio climático contrasta con una estadounidense que, por una parte, se ha visto contaminada por la propaganda asociada al fomento de la teoría científica escéptica y por otra, ha sufrido el secuestro a que los centros de poder someten a los medios de comunicación en determinadas cuestiones, entre ellas la del cambio climático.

Ver también: Introducción, El debate sobre el cambio climático y las evidencias científicas, EEUU, Bush y el Protocolo de Kyoto

Anuncios

Un comentario sobre “EEUU y la lucha contra el cambio climático (IV)

Los comentarios están cerrados.