EEUU y la lucha contra el cambio climático (V)

Estado actual de la cuestión

El estado actual de la lucha contra el cambio climático quedo claramente definido en el desarrollo y conclusiones de la Cumbre del Clima de Bali, celebrada el pasado diciembre en la isla indonesa. El objetivo principal de la Cumbre era lograr el consenso necesario para definir la hoja de ruta sobre cómo frenar las emisiones más allá del año 2012, año que marca el fin del Protocolo de Kyoto, y preparar así el camino hacia un segundo protocolo.

Las conversaciones se centraron sobre si los tratados vinculantes son o no son necesarios para reducir las emisiones. EEUU acudió negando la utilidad de los marcos vinculantes y, en cambio, abogando por los avances tecnológicos, mientras que la UE apoyaba el uso de tratados vinculantes. Además, a los países en desarrollo, especialmente China e India, se les requería que asumieran compromisos mientras que éstos reclamaban proyectos que les ayuden a lidiar con el impacto del cambio climático. Ante este panorama, era previsible el fracaso de la conferencia de Bali y poco faltó para que así ocurriera.

Tras los órdagos lanzados tanto por la UE como por EEUU, se logró un acuerdo que en líneas generales se resume en: compromiso de los países desarrollados, incluido EEUU, en recortar sus emisiones en un 20% en 2020, cuyo reparto concreto por país queda aplazado a discusiones posteriores; compromisos voluntarios de los países en desarrollo para limitar sus emisiones a cambio de tecnología y ayudas; en suma, se lograron sentar las bases para que en 2009 haya un acuerdo que sustituya a Kyoto.

Lejos quedó la petición inicial de la UE de reducción de las emisiones entre un 25% y un 40%, tal y como recomendaba el IV informe del IPCC, el cual sólo se cita como pie de página  del acuerdo. Pero también cambió radicalmente la postura de los EEUU, pues si bien no acudieron a Bali para firmar un acuerdo, lo cierto es que terminaron cediendo. No obstante, apostaron inicialmente por rebajar todo lo posible el acuerdo antes de sumarse al pacto. Y es que, tras siete años sin ratificar Kyoto, habiéndose quedado solos en esa postura al perder a Australia como último socio, ante la fuerza de las evidencias científicas y ante la presión tanto dentro como fuera de EEUU, su situación era ya insostenible.

Respecto a las evidencias científicas, cabe señalar que los EEUU, en palabras de la jefa de delegación en Bali, Paula Dobriansky, abandonaron la senda del escepticismo científico cuando en su discurso final ante el plenario propuso seguir “la ciencia que el Panel Intergubernamental de Cambio Climático nos ha dado en su último informe”.

En el plano interno, factores como la subida imparable del barril de petróleo, un consumo de combustible por vehículo que duplica a los europeos, la división entre la postura del Gobierno Federal y los Gobiernos Estatales  y locales, desastres como el del Katrina en Nueva Orleans o el incremento de las olas de tornados y quizás, la inminente salida de Bush de la Casa Blanca, hacían ya muy difícil mantenerse al margen de la tendencia marcada por la comunidad internacional.

No obstante lo dicho, queda aun por ver cómo en los próximos años se articula el acuerdo final de reparto de reducciones de emisión, ya que a día de hoy no se visualiza fácilmente el hecho de que EEUU acepte un compromiso legalmente vinculante de un organismo de Naciones Unidas. Por ello, cabe aun la posibilidad de que pese a haber aceptado Bali, como en su día se aceptó la Convención Marco sobre Cambio Climático, no se llegue a aceptar el acuerdo final que sustituya a Kyoto, como a su vez nunca se ratificó este.

Ver también: Introducción, El debate sobre el cambio climático y las evidencias científicas, EEUU, Bush y el Protocolo de Kyoto, La brecha trasatlántica en medio ambiente; las diferencias con la UE

Anuncios

2 comentarios sobre “EEUU y la lucha contra el cambio climático (V)

  1. me parece que ya deven de ponerse ahacer algo contra este prroblema que atenta con las futuras generacionnes y con nosotros mismos .sobre todolos paisesdesarrollados porque ellos son los quecontaminan mas.pero lamentablemente las consecuenciaslasbamosa vivir todos

Los comentarios están cerrados.