EEUU y la lucha contra el cambio climático (VI)

Prospectiva: los programas de Obama y de McCain

Tras la serie de post precedentes, es ahora el momento de analizar que afirman los programas de los candidatos a Presidente de EEUU Barack Obama por el partido Demócrata y John McCain por el Republicano.

El programa de John McCain al respecto del cambio climático tiene como elemento central su apuesta por el sistema de subasta de créditos de emisión como motor de reducción de las emisiones de CO2 (hasta un tope del 60% en 2050). Es un sistema que hace descansar en los mecanismos del mercado tanto el gobierno de los incentivos de las empresas para mejorar la eficiencia de sus procesos de producción, para así cumplir con las emisiones asignadas, como la colocación a otras industrias de los excedentes de emisión que consigan alcanzar. Esta subasta también dará respaldo económico para acometer avances tecnológicos que reduzcan las emisiones totales de CO2, innovaciones entre las que no se descarta el uso de la energía nuclear. Así mismo, McCain muestra su compromiso con las recomendaciones de la comunidad científica y se muestra favorable a liderar las negociaciones que sobre la materia se llevan a cabo en el seno de las Naciones Unidas. Con este liderazgo pretende obtener una oportunidad por la que EEUU pueda imponer la exportación y el uso a terceros Estados de las tecnologías que desarrolle.

Las propuestas que Barack Obama presenta en su programa también se pueden agrupar en dos vertientes, una de ámbito interno y otra internacional. En el ámbito interno los diversos ofrecimientos que realiza se encaminan principalmente a reducir las emisiones de EEUU en un 80% con respecto a las de 1990 en el horizonte del 2050. Tan ambiciosa propuesta se apoya fundamentalmente en mejoras de la eficiencia energética y en inversiones en energías limpias, con especial mención a los biocombustibles y las energías renovables, y su intención de lograr comercializarlas al resto del planeta. Al igual que McCain, entre sus propuestas se menciona el sistema de subasta de créditos de emisión y medidas de secuestro de CO2. En el plano exterior, destaca el reconocimiento que se hace a la Convención Marco de Naciones Unidas para el Cambio Climático como el principal foro internacional en la dirección de la lucha contra el cambio climático y afirma que trabajará de manera constructiva con él. Asimismo, muestra su intención de crear un foro de diálogo sobre temas de medio ambiente con los países que más energía consumen en el planeta.

En suma, los programas de Barack Obama y John McCain tratan con especial atención la lucha contra el cambio climático en el convencimiento de que éste es ya un debate que no sólo no se puede obviar, sino que compromete también el desarrollo futuro y liderazgo de los EEUU. No obstante, las orientaciones que ambos dan son distintas. Frente al enfoque netamente mercantilista de McCain se opone un carácter más inversor de Obama, que se centra en una búsqueda de la eficiencia y en el uso de energías renovables. Mientras, McCain no descarta incluso el uso de la energía nuclear. Tienen en común tanto la vuelta a los foros multilaterales de diálogo para la búsqueda de una solución global, como el deseo de hacer del desafío presente una oportunidad aprovechada con éxito por los EEUU.

Sin embargo, a pesar de las vestiduras climáticas, lo que verdaderamente subyace en ambos programas es la preocupación común por reducir la dependencia energética exterior de los EEUU, la cual se observa como un verdadero lastre para su desarrollo económico futuro.

Ver también: Introducción, El debate sobre el cambio climático y las evidencias científicas, EEUU, Bush y el Protocolo de Kyoto, La brecha trasatlántica en medio ambiente; las diferencias con la UE, Estado actual de la cuestión

Anuncios

Un comentario sobre “EEUU y la lucha contra el cambio climático (VI)

Los comentarios están cerrados.