No a la Pena de Muerte

Hoy viernes 10 de octubre es el Día Europeo contra la Pena de Muerte.

Nuestra Europa, pese a ciertas sombras, es la región más amplia del planeta en la no se aplica la pena de muerte como condena. El principal valedor de este éxito es el Consejo de Europa. Sus Protocolos 6 y 13 al Convenio Europeo de Derechos Humanos así como la exigencia de abolir la pena de muerte como requisito indispensable para entrar en la organización, son instrumentos que lo han hecho posible en sus 47 Estados miembros. Ellos engloban a 800 millones de europeos.

Los que vivimos en esta parte del mundo nos debemos de sentir privilegiados. Pero también tenemos que estar alerta, puesto que ninguna conquista es para siempre si se cesa en su promoción y defensa. Es por ello que, en estos tiempos de incertidumbre en los que en aras de la seguridad se pretende imponer recortes a las libertades y derechos, es más necesario que nunca tener muy claras las líneas rojas que nunca hay que cruzar. La pena de muerte es una de ella.

Nuestra fortuna, en cambio, no nos ha de hacer olvidar la excepcionalidad de Europa. Las cifras son contundentes y no necesitan más explicaciones. Por ello, el día de hoy no sólo es de celebración sino también de reivindicación para que lo conseguido en Europa se extienda cuanto antes por el resto del mundo.

Y somos los ciudadanos los que tenemos que ser los primeros en decir a nuestros gobiernos, NO a la Pena de Muerte.

Anuncios